Desbloquea el éxito que ya está en ti.

Descubre las herramientas que necesitas para dar tu siguiente paso en tu vida y tu negocio con fuerza, foco y confianza.

Te han dicho, has escuchado o has leído tantas veces que hacer lo que uno ama o seguir tu pasión te hará feliz. Error. Hacer lo que amas no es promesa de felicidad, porque hacer lo que amas es complejo y el camino está lleno de piedras. ¡Y muchas nos las ponemos nosotros mismos!

Si estás aquí seguramente es porque ya te hayas dado cuenta de esto. Has emprendido, llevas un camino más o menos largo recorrido, pero en cualquier caso te has dado cuenta de que es más difícil de lo que pensabas.

Puede ser que...

Estás en una rueda de hámster

Montaste tu propio negocio para ser más libre pero ahora no tienes tiempo para otra cosa que no sea trabajar y ocuparte de las cosas básicas de tu día a día.

Te sientes desmotivado

No te acuerdas ya de la fuerza que tenías al principio, y ha aparecido la sensación de frustración. Incluso dudas de si has hecho lo correcto.

Te falta claridad mental

Tienes que pensar y ocuparte de tantas cosas cada día que ya no sabes lo que quieres realmente. Te cuesta más tomar decisiones y dudas más que antes.

Te preocupa el futuro

Estás más en el futuro que en el presente pero te cuesta proyectas tus objetivos. Por eso sientes que esa incertidumbre dirige tu vida en vez de llevar tú las riendas.

Yo también he navegado ese océano.

Cuando dejé mi trabajo para montar mi propia empresa di un verdadero salto al vacío para construir la idea de la que me había obsesionado. Me di cuenta de que no iba a parar hasta conseguir montar lo que tenía en mente, así que decidí “autodespedirme” para empezar un nuevo camino.

Pero nadie te explica qué hay al otro lado de emprender. Y lo que nos venden a menudo es que emprender es libertad y ser dueño de tu propio tiempo. Así que cuando llevaba un tiempo en el camino y veía que trabajaba más horas que nunca (aunque fuera mi pasión) empecé a pensar si tenía algún problema y a preguntarme qué estaba haciendo mal. Lo estaba dando todo y los resultados no eran los que yo había esperado. Empecé a frustrarme y a sentirme encerrada en mi propia burbuja de cristal.

Ahí me di cuenta que la relación con nuestra propia empresa es como una relación de pareja.

Primero te enamoras, luego convives con ella y es entonces cuando conoces realmente lo que hay al otro lado. Y como una pareja, tu empresa es también un espejo de ti mismo. A menudo lo que no nos gusta del otro es algo que forma parte de nosotros. Los espejos de nuestra vida son oportunidades perfectas para coger el camino de la transformación. Esa es la ruta que te lleva a la mejor versión de ti mismo.

Así que decidí hacerme responsable de aquello que no me gustaba del reflejo que veía en ese momento. Me puse a hacer mi propia auditoría personal y de mi negocio para crear un mapa de ruta de la transformación que quería hacer, y a trabajar en ello de dentro hacia fuera. Porque si una cosa había aprendido, es que si yo no estaba bien, mi empresa tampoco lo iba a estar.

Para mí este proceso han sido años de búsqueda, invertir en aprendizaje y paciencia para recoger los frutos. Ver lo valioso del proceso y la importancia de hacer este trabajo con nosotros mismos y nuestro negocio me ha hecho querer sintetizar todo lo aprendido y ponerlo al servicio de otros emprendedores y empresas.

Para liderar tu negocio debes liderar primero tu vida

Por eso pienso que mejorar la relación con tu empresa es mejorar la relación contigo mismo. Sea donde sea que te encuentres hoy, tienes una información muy valiosa que se llama experiencia. Con todo lo que hayas vivido puedes ver qué te funciona y qué no, aunque ahora no tengas la respuesta.

Si sigues haciendo lo mismo que has hecho hasta ahora no puedes esperar resultados diferentes.

Por mucho mindfulness que apliques si las cosas no cambian lo único que pasará es que tu frustración irá en aumento.

En cambio, cuando nos detenemos a hacer el ejercicio que se nos presenta en los momentos incómodos, permitimos que nuestra mente, nuestras emociones y nuestras acciones se transformen.

Y tras esa transformación podremos dar próximos pasos siendo más coherentes con nosotros mismos y alineados a nuestros objetivos.

Cuando somos emprendedores o empresarios, invertir en nosotros y en nuestra empresa debería ser una prioridad. Lo bueno es que esa es una inversión que siempre tiene un retorno directo en nuestra vida y nuestro negocio.

Ver que mis clientes salen con las ideas más claras, listos para implementar y con la sensación de que todo es más fácil de lo que parece es la prueba de que tras un bloqueo hay una solución.

¿Estás listo?

Si la respuesta es sí, ¡sigue leyendo!

Empuje

Un proceso para que recuperes las riendas de tu vida y tu negocio

Del proceso te llevarás:

  • Conseguir una vista de pájaro de tu momento actual para poder decidir con más claridad con qué te quieres quedar y con qué no para tus próximos pasos.
  • Reconectar con los recursos que necesitas y que ya tienes pero no sabes que los tienes.
  • Integrar la visión de tu vida y de tu negocio para crear un ecosistema coherente para ti.
  • Confirmar que los valores y la propuesta de valor de tu empresa son los que conectan realmente con tu cliente potencial.
  • Definir un mapa de ruta claro para tu negocio y saber qué recursos necesitas para implementarlo.
  • Descubrir cuál es la versión de ti que necesitas para llegar a donde quieras y conocer los hábitos para mantenerla.

¿Cómo es el proceso?

Un plan de tan solo dos meses para que te prepares por dentro y por fuera para que des tu próximo salto.

Durante dos meses estaré trabajando contigo codo con codo y acompañándote en el proceso. Haremos sesiones semanales y tendrás acceso prioritario a mí entre sesión y sesión para que vayamos compartiendo juntos tus avances.

Este es un proceso totalmente personalizado así que no hay un proceso igual a otro. Lo que sí hay en común es mi método “Interior - exterior”, basado en empezar a implementar cuando ya hemos mirado hacia dentro y no antes.

Mes 1

Interior

Sesión 1

Zoom out

Sesión 2

Personalizada

Sesión 3

Personalizada

Sesión 4

Personalizada

Mes 2

Exterior

Sesión 5

Estrategia

Sesión 6

Personalizada

Sesión 7

Personalizada

Sesión 8

Personalizada

Y además…

  • Acceso a mi durante todo el proceso de manera prioritaria
  • Entrevista inicial de 1h
  • Facilitación de material entre sesiones si es necesario
  • Recomendación de libros para profundizar entre sesiones
  • Llamada de seguimiento después de 1 mes

Si ellos lo han conseguido, tú también puedes.

Algunos de mis clientes te cuentan cómo ha sido su experiencia.

“Había conocido a Maria poco tiempo antes de que trabajásemos juntos. Tenía la impresión de que era muy profesional, aunque la verdad es que su acercamiento a la consultoría para mí ha ido más allá de mis expectativas. Está muy bien preparada y tiene el don de llevarte suavemente desde identificar el problema real hasta su solución. ¡Me ha encantado! La recomiendo totalmente.”

Steven Bessemans

CEO y fundador de AHEAD

“Lo que más me ha gustado es que todos los cambios han sido orgánicos, no ha sido ningún método al que me tenido que adaptar sino que Maria me ha ido ayudando a que fuera yo misma quien sintiera los pasos que quería dar y después darle forma. También la mezcla entre la visión de negocio y de bienestar personal, y la cercanía y entrega de Maria en las sesiones.”

Marta Marcé

Naturópata y divulgadora de salud natual

“Con Maria he conseguido detectar y desbloquear esos puntos que a menudo, sin darnos cuenta, no nos permiten avanzar al ritmo que necesitamos. Sus sesiones y sus prácticas me han hecho ver en perspectiva y tomar decisiones que nunca hubiese tratado. Ha sido el complemento perfecto a esa “soledad” del cargo. He podido levantar la cabeza para saber de dónde vengo, quién y por qué me ha acompañado durante el camino y saber qué necesito ordenar para conseguir mis objetivos.”

Jordi Esquerigüela

CEO y fundador de la agencia de Marketing Digital JEVNET

“Me ha gustado el hecho de empezar el proceso analizando el problema desde el punto de vista de la persona, y no él de la empresa. Es un acompañamiento basado en la persona y necesitaba esto para enfocarme en lo que buscaba realmente y cuáles eran mis motivaciones profundas para poder llegar a la conclusion de que, sí, quiero seguir adelante con mi empresa y mi trabajo. También he apreciado la disponibilidad de Maria porque he podido contar con ella a cualquier momento, aunque no sea durante el tiempo de nuestra sesión.”

Johanna Garcia

Interiorista y consultora

“Puedo decir que trabajar con Maria ha sido una de las mejores experiencias que he tenido. Entre otras razones porque en su día tuve muchas dudas sobre cómo tenía que continuar y cómo debía replantear un proyecto como el que estoy llevando a cabo hace ya algunos años. Tengo que decir que Maria ha abierto el camino, me ha abierto los ojos y la mente, y me ayudó muchísimo a que esto pudiera tener continuidad. Me ayudó a buscar las herramientas y a poder trabajar de una forma muy distinta a la que lo había estado haciendo hasta ahora.”

Àlex Pujol

Mánager y productor artístico

“El proceso en si es una gran experiencia que sirve para depurar, centrar y proyectar tanto a nivel personal como profesional y a partir de ahí tener un discurso que puede ramificarse y tomar nuevos caminos. Es como hacer una evaluación exhaustiva y entender lo que es importante, de lo que tienes que desprenderte y lo que tienes que potenciar para a partir de ahí seguir encontrando nuevos caminos en el futuro.”

Miquel Àngel Jiménez

Fashion business advisor

Imagina...

Imagina cómo será disipar esas nubes mentales y volver a ver con claridad para ser tú mismo el diseñador de tu vida y tu negocio.

Imagina la sensación de vivir con calma y foco tus nuevos retos y objetivos para poder ir hacia ellos con más ganas y fuerza que nunca.

Lo buena noticia es que conseguir eso es más sencillo de lo que te imaginas si te paras un momento a hacer la transformación que necesitas.

FAQ

Te respondo a algunas de las dudas que tal vez tengas:

Hay dos tipos de personas en este mundo: aquellas que tienen una idea y van dejando pasar el tiempo hasta encontrar “el momento perfecto” que nunca llega, y las personas que se comprometen en aquello que creen y hacen todo lo posible para llegar a su objetivo. Si eres del segundo tipo esto es para ti.

Con 1-2 horas al día que puedas reservarte para avanzar en tu proyecto es suficiente. Es tan fácil como limitar el uso de redes sociales o ver tu serie favorita de Netflix para recuperar este espacio en tu día y usarlo para lo que realmente quieres en la vida.

Hasta ahora la experiencia con las decenas de clientes a los que he acompañado ha sido muy positiva así que estoy segura que en tu caso será así también. Puedes leer los testimonials de algunos de mis clientes en esta misma página o seguirme en mi día a dia desde @soymariacarvajal para conocerme mejor.

Este es un servicio que limito a muy pocos clientes al mes para poder dar la atención y calidad necesaria al proceso. Por este motivo hay pocas plazas disponibles y no hacerlo ahora puede implicar que tengas que esperar un mes o dos para que podamos empezar.

¿Empezamos?

Si has llegado hasta aquí me alegra que estés interesado en que podamos trabajar juntos.

No estoy segura todavía de si este servicio es para ti pero sé que puede ser la pieza que desencadene tu camino hacia el éxito para ti y tu negocio. Por eso si quieres trabajar conmigo te invito a completar el siguiente formulario y me pondré en contacto contigo para confirmar que es justo lo que necesitas y dar próximos pasos.

powered by Typeform